“EL GRAN DESAFÍO ES REPLICAR ESTE MODELO EN OTROS LUGARES»

El gerente general aborda el estado de producción de la planta –que trata relaves procedentes de El Teniente–, sus proyectos futuros y el aprovechamiento de estos desechos en el país.

Hace 27 años, Minera Valle Central (MVC) comenzó con el tratamiento de relaves frescos de la División El Teniente de Codelco, pasando posteriormente a extraer también minerales de depósitos antiguos, tales como Cauquenes, que operó entre 1937 y 1977.

La faena se especializa en obtener cobre y molibdeno, con ley cobre 0,1% en relaves frescos y de 0,27% de los antiguos. Además, cuenta con una dotación fija de 300 empleados y cerca de 420 subcontratistas, privilegiando a los trabajadores de la Región de O´Higgins, donde se ubica. Para conocer más sobre los procesos de producción de la compañía, el balance del año y desafíos, MINERÍA CHILENA visitó sus instalaciones y conversó con Cristián Cáceres, ingeniero civil metalúrgico y gerente general de MVC.

¿Cómo ha sido este año y qué resultados han obtenido, tomando en cuenta la marcha en este periodo de la ampliación de su planta? Estamos terminando el año de acuerdo a lo que pensábamos al inicio, con cerca de 30.000 ton de cobre y 1,6 millones de libras de molibdeno.

¿Cuánto aumentó la capacidad de procesamiento de material? La producción se incrementó en 2,3 veces. Tratamos el 100% de los relaves frescos, en torno a 140.000 tpd provenientes de la División El Teniente de Codelco. Con el tranque Cauquenes ya en su etapa completa, tratamos 60.000 tpd. Con los relaves frescos, producimos en promedio cerca de 10.000 ton de cobre y otras 20.000 vienen de los antiguos, que aportan aproximadamente el 65% de nuestra producción total.

Proyectos ¿Qué otros proyectos tienen a corto y mediano plazo? A corto plazo terminar de poner a punto la planta, como todos los años. Lo inmediato es mejorar aún más la recuperación de agua. Nosotros reaprovechamos el 92% del agua del proceso, pero debido a la sequía y al cambio climático, debemos necesariamente recuperar más. En 2020 vamos a estar mejorando las instalaciones

para lograr eso y llegar, por lo menos, al 97%. ¿Qué mejoras tienen contempladas para alcanzar ese objetivo? Recuperamos agua con espesadores tradicionales de 100 centímetros de diámetro cada uno, pero los vamos a potenciar para que descarguen mayor cantidad de sólido, optimizar el sistema de bombeo para sacar más agua y también vamos a mejorar las conducciones del recurso para hacer mucho más eficiente el sistema. ¿Qué proyecciones y desafíos tienen para 2020? Estamos pensando en producir más de 30.000 ton de cobre nuevamente y cerca de dos millones de libras de molibdeno. El gran desafío es replicar este modelo (de operación de MVC) en otros lugares, ya sea en Chile o en el extranjero. Estamos trabajando fuertemente en llevar el tratamiento de relaves a otras divisiones de Codelco y a otras empresas de la gran minería privada.

Hoy el tratamiento de relaves tiene un componente bastante interesante, más aun con la baja de las leyes de los yacimientos. Las leyes en Chile están promediando 0,65% y hay algunas minas cerca de Copiapó que tienen 0,37% de cobre, es decir, nos estamos acercando mucho a una operación. Potencial en relaves ¿Qué relaves consideran que tienen mayor potencial? Hay muchos tranques antiguos que tienen leyes interesantes como para procesar. Diría que en la zona central hay varios ejemplos con potencial para hacer negocio. En el norte hay unos bastante interesantes, con leyes muy altas, pero topan con el problema de la extracción de agua del mar (para el proceso de tratamiento).

Por ejemplo, BHP tiene un tranque bastante grande y de muy buenas leyes en Escondida (Laguna Seca). Chuquicamata también cuenta con un tranque gigante con atractivas leyes (Talabre), pero cada proyecto de este tipo tiene que ser evaluado. Hay otros que poseen más bien una com ponente social, porque quizás económicamente no son tan rentables, pero sí pueden mejorarse las condiciones de seguridad. ¿Tienen alguna iniciativa proyectada? El próximo año nos vamos a dedicar principalmente a optimizar (la planta de MVC), viendo algunas alternativas de tratamiento de proyectos pequeños. Vamos a estar bajos en inversión, pero con una mirada de búsqueda: de estar presentes en otra minera o tranque abandonado. La meta es tener de aquí a cinco años por lo menos una iniciativa andando, con inversiones más importantes.

Tratamiento y recuperación de minerales ¿Cuál es el porcentaje de recuperación de minerales que tienen actualmente? Nosotros recuperamos en este momento sólo cobre y molibdeno; las recuperaciones totales de cobre en los relaves frescos están en torno al 20%, mientras que en los antiguos entre el 38% y 40%. Son cifras bajas en comparación con la que obtiene el concentrador aguas arriba, que es de donde se generan estos residuos.

Hay que tener en cuenta que la ley de cabeza de ellos está en alrededor del 1% y la nuestra es 0,27%, entonces también es importante tener un volumen adecuado que nos permita mantener una estructura de costos razonables.

¿Qué porcentaje de la producción de El Teniente constituye el tratamiento de relaves que hace MVC? Depende de lo que produzcan ellos, pero en general el año pasado anduvimos entre el 7% y el 8%. Si uno le dice al gerente de la planta (de la división de Codelco) que necesita subir en ese porcentaje su recuperación, te aseguro que no lo va a obtener nunca. Este es efectivamente un muy buen punto.
¿Cómo fue el proceso de trabajar los relaves antiguos?

Esto partió con un proyecto para tratar relaves frescos, tratando solamente la fracción fina, porque es más económica y la inversión
requerida más baja, de US$7 millones. Cuando la planta ya estaba operando, los ingenieros comenzaron a investigar cómo potenciar este negocio y se implementó un sistema para tratar también la fracción gruesa. En ese momento la producción se incrementó a las 10.000 ton desde relaves frescos. Nuestra planta está ubicada al lado de los tranques Colihues y Cauquenes, entonces empezamos a investigarlos y nos dimos cuenta de que, además de que teníamos leyes más altas, podíamos hacer algo con ellos. Se lo presentamos al El Teniente y finalmente se firmó el contrato, primero con la extracción de Colihues y después de Cauquenes.

¿Cuál fue el costo de inversión para la ampliación de Cauquenes? La primera fase fueron US$65 millones y la segunda US$35 millones.

¿Está regulada la forma en la cual se accede a un relave abandonado? No, no está regulado aún, y es parte de lo que el Ministerio de Minería estaba impulsando. Las leyes de cierre y la política nacional de relaves, que aún están en construcción, son donde se va a tener que ver ese tema. La idea que estaba en discusión es que, si tienes que compensar o hacer un proyecto nuevo (como parte de la operación de una faena), puedas hacerlo adoptando un relave o mejorando la conducción de depositación o de seguridad, y si existe algún elemento de interés, poder recuperarlo.

Residuos y vida útil Del proceso de tratamiento de relaves. ¿Qué residuos quedan? Del tratamiento también se generan relaves y estos están siendo depositados en gran porcentaje en el tranque Canelos. Hay que tratar, en nuevos proyectos, de buscar alternativas de depositación más estables y seguras. Nosotros somos un bypass en la conducción (de relaves) de El Teniente; hay un porcentaje importante que desviamos y el relave fresco lo devolvemos al mismo circuito. Si uno se proyecta a otro lugar, donde pueden haber operaciones de este tipo, cada una de esas operaciones tiene que hacerse cargo de los relaves de otra

manera. No somos la solución final, pero creemos que somos parte de la solución.

¿Cuál es la vigencia de los acuerdos para el tratamiento de relaves con El Teniente? Hoy tenemos un contrato con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2037, en ese periodo está contemplado extraer y procesar el tranque Cauquenes y después extraer lo que queda de Colihues. Por supuesto vamos a mantenernos todo el tiempo tratando los relaves frescos.

¿Tienen contemplada la extracción de algún otro mineral? Siempre estamos abiertos a esas alternativas, a bus car nuevos elementos. En el caso particular nuestro, hay muestras interesantes de cantidades de tierras raras en este tranque (Cauquenes) y en otro más en Chile. Lamentablemente a la investigación, a mi juicio, le falta acelerar un poco.

¿Cómo ven la incorporación de las nuevas tecnologías a sus procesos? Estamos ya trabajando bastante ese tema; por seguridad hemos llegado a que toda la extracción del tranque sea a distancia. Cuando partimos, había operadores al lado del sitio, extrayendo relaves, pero hoy están a tres o cuatro kilómetros. Eso le da más seguridad al operador y además mejores condiciones de trabajo

Fuente: Minería Chilena
Fecha: 21/11/2019